Etiquetas

, , ,

La quinta prueba del calendario estaba marcada en rojo por muchos de nuestros Forjadores…llegaba la gran cita del duatlón de Almagro!! La prueba más concurrida del circuito, la que tiene la zona del box situada en una zona con un encanto especial y único: La plaza mayor de la capital de la orden de Calatrava.

Tras la escasa participación en la vecina localidad de Bolaños, nadie dudaba que en Almagro la cosa iba a ser bien distinta. Los Forjadores, como perros viejos y conocedores del circuito, sabían que se iba a tratar de una batalla en la que participaría todo lo mejorcito del panorama provincial. Sin embargo, desde la organización se había anunciado un recorrido ciclista “para los amantes del plato grande y piñón pequeño”, por lo que también fue un reclamo para todo aquel que se quisiera iniciar sin ningún miedo en este deporte.

Todo el popurrí de atletas iba llegando a la zona del box. Se notaba a leguas, quien era novato en estas lides (los que llegaban con premura al box, se hacían fotos como si estuvieran en el Bernabeu y hacían más preguntas que Ana Pastor a los miembros de la cúpula PP), quien tiene soltura moviéndose minutos antes de empezar las pruebas (aconsejando como si fuesen un maestro yoda a pequeños aprendices de padawan, orientando correctamente la bicicleta en su zona de box…) y quien está con rol sherrif dentro del circuito (concentración, entrenamiento en solitario, llega justo 15 minutos antes de empezar la prueba sin armar mucho revuelo , coge las primeras posiciones para la salida de la prueba). En total, un surtido variado de aproximadamente 200 atletas iban a participar en esta prueba.

Los forjadores, conocedores de jugar en terreno contrario, estaban dispuestos a dar el Maracanazo, presentándose con todas sus espadas correctamente forjadas en un territorio donde los Trijotes jugaban en casa. El equipo para la ocasión iba a estar compuesto por forjadores Sherrif, forjadores de la tierra media y forjadores padawan. Un total de 16 miembros, enfundados para la ocasión con un polo blanco inmaculado como señera, iban a tomar la salida para dar lo mejor de sí mismos.

image (2) Se iban acercando las 10 de la mañana, la plaza mayor se iba llenando de público y los atletas se iban distribuyendo por la zona de salida de la prueba. Era destacable la confraternización de todos los miembros del circuito dialogando entre ellos en la zona, demostrando una vez más el buen ambiente reinante en el circuito. Ni el mismísimo George R. R. Martin podría desencadenar una batalla a sangre y fuego entre las distintas casas que componen el circuito, en búsqueda del trono de hierro.

Con una puntualidad suiza comenzaba la prueba. Eran las 10.00am de la mañana y los atletas comenzaban a dar la primera, de las dos vueltas, a un circuito urbano de 3km. Todos los atletas buscaban dar lo mejor de sí mismos, buscando con el rabillo del ojo a sus acompañantes habituales para tenerlos marcados de cerca y así poder completar los 6km del primer sector a pie con todas las garantías posibles para hacer una buena clasificación final. Los atletas iban llegando a la zona del box, que era un ir y venir, de aquellos que comenzaban su tramo ciclista, y los que aún terminaban su primer sector. Bonita estampa para el espectador.

El sector ciclista estaba destinado a los amantes de la velocidad y el desarrollo. Una única “dificultad montañosa” de no más de 100m de desnivel era lo que se iban a encontrar los ciclistas. El resto de terreno, una continua sucesión de caminos en buen estado, de piso firme y de anchura considerable, donde los todos trataban de hacer grupetas para evitar en la medida de posible el viento moderado que hacía a esas horas en Almagro.

Sin que a los espectadores les hubiera dado tiempo a echarse una cervecita de rigor en las terrazas que rodeaban el box, llegaban los primeros atletas para comenzar su último sector. Se podía ver claramente a los camareros del Bar “el Gordo” quejándose y haciendo aspavientos, por los 30km/h de velocidad media de los primeros ciclistas, truncándole de este modo la recaudación de la primera cañita del día de familiares y amigos de los participantes. En este último sector los atletas iban completando su participación apretando en la medida de posible para ganar algún puesto en la clasificación final.

En el post carrera….postureo máximo!! Los atletas en modo gualtraper (lo que viene siendo, sin haberse duchado) se enfundaban sus rayban último modelo, se peinanban sus cabelleras (los que aún las poseen) y se juntaban con sus compañeros de fatigas y amigos, para apotronarse en las terrazas de la plaza. Hablan las malas lenguas que los Forjadores que no se bebieran como mínimo una jarra de 0,5L de cerveza, van a ser sometidos por una sanción interna de la junta directiva. Ese es un mal ejemplo para futuras generaciones Forjadoras y es un comportamiento que no debe estar permitido en el Club.

El redactor de esta noticia ha obtenido de las filtraciones de wikilist, una instantánea que podrá ser utilizada la Junta Directiva del Club, en la cual se puede determinar claramente que miembros incumplen el >0,5L de cerveza post carrera.

image (1)

— o —

NUEVOS FICHAJES: Las dos incorporaciones forjadoras debutaron con sobresaliente. ANTONIO NIETO, completando su primer duatlón con muy buenas sensaciones tras competir por primera vez en una prueba de similares características y JOAQUIN RODRIGUEZ haciendo una gran marca ocupando la parte noble de la clasificación final

ESTRENO: JORGE HERVÁS. Otra gran noticia es su reaparición tras una larga lesión. Sus buenas sensaciones tras acabar su participación, su enorme esfuerzo realizado y su compañerismo, son un gran valor para el Club.

ALMAGRO: Hace sentir al duatleta como un profesional. Continuos ánimos en el sector a pie y el ambiente en la zona del box son la envidia del circuito. No es de extrañar que en muchas ocasiones haya el doble de inscritos que en otras pruebas de similares características en otras localidades.

Anuncios